miércoles, 3 de junio de 2015

Sobre fútbol y aviación

Si eres aviador, futbolero y español no puedes ser de otro equipo que el Atlético de Madrid. Y no solo por la tradición colchonera de hacer sufrir a sus seguidores, que viene a ser un sentimiento similar al de cualquier piloto que tenga que lidiar con los designios de nuestra AESA, sino porque en su día se llamó el Atlético Aviación.


Este tema de las filias y fobias futbolísticas nos trae un poco al pairo en nuestra consultoria, donde hay tan poca afición por el balón que nos enteramos de los grandes eventos futbolísticos porque salen en las noticias y poco más. Pero uno de nuestros colaboradores aún recuerda como en su infancia tuvo un maestro de química (los de aquella época lo eran más que profesores) que había sido portero de tan interesante equipo para cualquier aviador.

Era D. Agustín que, a poco que se le animara siguiendo el soniquete de los alumnos (Don Agustín, pachín, pachín, Don Agustín, pachín...) explicaba la técnica para parar un penalti con la inmensa pizarra del laboratorio como fondo.

D. Agustín contaba cada vez que se le tiraba de la lengua como durante su servicio militar llegó a jugar con el Club Aviación Nacional que, en 1939 y tras dos años de existencia como tal, acabó fusionado con el Atletic de Madrid que, para variar, pasaba por uno de esos altibajos económicos con paseo al borde del precipicio a los que nos tiene acostumbrados. Gracias a esa fusión pudo no solo subsistir sino que con el nombre resultado de la fusión, el Atlético Aviación, ganó las dos primeras ligas nacionales de su palmarés en los años 1940 y 1941.


No fue hasta el año 1947 cuando, por orden del Ministerio del Aire, dejó de usar el nombre de Atlético Aviación para cambiarlo por el actual Atlético de Madrid, eliminando las alas y la corona que hasta ese momento había llevado en su escudo.


Así que ya sabes, si eres aviador y sufres en silencio los designios de nuestra administración aeronáutica (con lo que te habrás ganado a pulso el título de sufridor como los colchoneros de pro que están con su equipo a las duras y a las maduras), y aunque no te guste el fútbol, tu equipo no puede ser otro que el Atlético Aviación; perdón, el Atlético de Madrid.

Atentos al minuto 5:00



No hay comentarios:

Publicar un comentario